Vuelve adictos a tus usuarios

5 segundos de web
febrero 18, 2020
ecommerce o tienda en línea
Diferencia entre ecommerce y tienda en línea
febrero 25, 2020

Vuelve adictos a tus usuarios

adicción producto

¿Por qué nos encontramos enganchados a las redes sociales, a los mensajes de una persona, a las rutinas de la mañana, o a nuestros hábitos?

Pues todo proviene de 3 componentes: desencadenante, habilidad y motivación.

Desencadenante: El iniciador de una acción. Por ejemplo cuando sale el sol, despierto. En este ejemplo el sol es el desencadenante.
Una vez establecido esto vamos a diferenciar los 2 tipos.

  • Internos: cuándo se originan por un sentimiento o sensación. Por ejemplo: cuando me duele la cabeza me tomo x pastilla.
  • Externos: cuándo se originan por factores externos a nosotros. Por ejemplo: si alguien me saluda, yo le regreso el saludo

Motivación: Qué tantas ganas tengo de hacerlo. Por ejemplo: ya pagué el gimnasio, pero ¿qué tantas ganas tengo de ir el día de hoy?

Habilidad: ¿Me encuentro en mis posibilidades de poder hacer x acción? Por ejemplo: Quiero llegar a mi casa, pero estoy atorado en el tráfico

¿Cómo funcionan en conjunto?

Caso 1

Estás desocupado en tu casa y te hablan por teléfono; pero te das cuenta que es una persona que te cae mal, así que decides no contestar.

  • Desencadenante: Llamada = Si
  • Motivación: Es una persona que me cae mal = No
  • Habilidad: Estoy desocupado = Si
  • ¿Existe la acción? No

Caso 2

Estás en una junta y te hablan por teléfono; te das cuenta que es tu madre, pero no puedes contestar.

  • Desencadenante: Llamada = Si
  • Motivación: Es tu madre = Si
  • Habilidad: Estoy en junta = No
  • ¿Existe la acción? No

Caso 3

Estás en tu casa, sin hacer nada y con tu celular en silencio. Después de un rato ves una llamada perdida de un amigo.

  • Desencadenante: No vista la llamada = No
  • Motivación: Es tu amigo = Si
  • Habilidad: Estoy en Casa = Si
  • ¿Existe la acción? No

Caso 4

Estás desocupado en tu casa, te habla un familiar y contestas

  • Desencadenante: Llamada = Si
  • Motivación: Es un familiar = Si
  • Habilidad: Estoy en Casa = Si
  • ¿Existe la acción? Si

¿Para qué sirve?

Como puedes ver, es importante que existan los 3 factores para que pueda ver una acción.

Ahora imagínate esto aplicado a tu producto, a tu app, a un juego o a tu servicio.

Esta es la base para que los usuarios pasen más tiempo consumiendo algo tuyo y se enganchen porque encuentran un buen desencadenante, cuando sucede se motivan por consumirte y tienen la habilidad para hacerlo.

Un ejemplo de esto es Domino’s Pizza; ellos fueron los primeros en entregar la comida acompañada de un imán para el refrigerador. ¿Qué lograron?

Cada vez que una persona tenía hambre (desencadenante interno), iba al refrigerador para ver qué comer y veía el imán de Domino’s Pizza (desencadenante externo), si se le antojaba la pizza (motivación), agarraba su teléfono y llamaba (habilidad).

Parece simple, pero esta fue una de las bases que hizo del éxito de Domino’s para que se convirtiera en la marca que es hoy.

 

Hoy aprendiste algo nuevo, muchas felicidades ¡vas por un excelente camino!
Recuerda que si un palabra o término no nos quedó claro, siempre podemos pasar por el glosario PENDIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *